TIPOS DE EXTINTORES PARA LA SEGURIDAD EN INSTITUCIONES EDUCATIVAS

Las instituciones o centros educativos son infraestructuras que deben ser resguardadas plenamente, debido que, quienes realizan actividades diarias, en su mayoría, son niños y jóvenes, de manera que es una población vulnerable en caso de una emergencia por concepto de incendio en cualquiera de las áreas. Es entonces que, Diaz (2015) explica sobre la gestión de la seguridad en los centros educativos debe ser integral, por lo cual, se deben considerar diferentes elementos. Refiere que existe un punto inicial en la seguridad escolar, lo cual representa el estado donde los estudiantes se sienten física y emocionalmente seguros, por otra parte, también se puede considerar que tenga a disposición herramientas en situaciones adversas que le permitan tomar acción para protegerse. Por ello que, un ambiente escolar seguro brinda un entorno fuera de peligros, o en dado caso, con los recursos necesarios para hacer valer la protección. De manera que, la seguridad escolar implica el resguardo de la integridad física de estudiantes, docentes, administrativos y demás personas.

La Fundación MAPFRE (2012) en alianza con la Universidad Autónoma de Barcelona, han generado una serie de sugerencias adaptadas a las exigencias de los centros educativos con la finalidad de preservar la salud integral de los individuos que día a día realizan actividades en dichas infraestructuras. Los incendios, dentro o fuera de las instalaciones, representan una fuente de riesgo, por ello, es de vital importancia mantener los recursos necesarios para protección ante un conato de incendio como lo son los extintores portátiles, los cuales serán efectivos según el material existente en el entorno y el tipo de agente químico utilizado en caso de activación.

Tipos de extintores contra incendio
Figura 1 : Tipos de extintores contra incendio

La Fundación MAPFRE (2012) en alianza con la Universidad Autónoma de Barcelona, han generado una serie de sugerencias adaptadas a las exigencias de los centros educativos con la finalidad de preservar la salud integral de los individuos que día a día realizan actividades en dichas infraestructuras. Los incendios, dentro o fuera de las instalaciones, representan una fuente de riesgo, por ello, es de vital importancia mantener los recursos necesarios para protección ante un conato de incendio como lo son los extintores portátiles, los cuales serán efectivos según el material existente en el entorno y el tipo de agente químico utilizado en caso de activación.

Continua, Diaz (2015) explicando que es necesario tener un plan de autoprotección, con el cual, según el contexto de cada centro educativo, se generen medidas en caso de emergencias, en este particular sobre los incendios. De manera que, se requiere actuar rápidamente y de manera coordinada con las otras personas que hacen vida en la institución. Este Plan de emergencia y evacuación contempla las condiciones del establecimiento y las capacidades de cada tipo de persona para manejar la emergencia, de manera que se generan actividades para hacer frente a un incendio, pero a su vez la evacuación del resto para salvaguardar la vida de la mayoría, especialmente de estudiantes que son los más vulnerables, debido que el autocontrol en situaciones de emergencia es más difícil para los niños y jóvenes, e incluso para algunos adultos.

De acuerdo con Figueroa (2009) existen dos tipos de protección, la pasiva y la activa. La protección pasiva se refiere a las condiciones de infraestructura que posee una instalación para soportar elevadas concentraciones de temperatura antes de colapsar, es decir, la resistencia que tiene el centro educativo antes de que caigan muros o pisos, siendo una ventaja de tiempo al momento de necesitar desocupar los diferentes espacios, especialmente para pisos elevados. Por otra parte, la protección activa se orienta a la utilización de equipos o dispositivos en la detección de incendios que permiten tomar acciones en la disipación del fuego, los extintores junto con los sistemas de aspersores son la primera línea de acción. Sin embargo, aclara que solamente las personas que han sido capacitadas y asignadas para el uso de los equipos contra incendios son quienes pueden hacer el uso y activación de los mismos, el resto de las personas deben desalojar las instalaciones a la brevedad posible, cumpliendo con las normas establecidas para mantener el orden y la seguridad.


Extintores portátiles contra incendios ubicados en centros educativos
Figura 2: Extintores portátiles contra incendios ubicados en centros educativos

Por su parte Molano y Rodríguez (2017) explica que, por la dinámica de las actividades educativas, estos recintos representan un riesgo intermedio en la perdida de vidas o amenazas de combustión. Por lo tanto, es imperativo un sistema de extintores ubicados según la normativa de cada país, con la finalidad de evitar bajas humanas en una emergencia producto de un incendio. Es por ello que, los extintores portátiles son la primera línea de defensa ante un incendio, pero los mismos deben cumplir con una serie de condiciones para que realmente sean un instrumento de salvación y no de condenación. Entre las condiciones más importantes se encuentran; los extintores deben estar ubicados (sin obstrucción) en área accesibles y plenamente identificadas, los equipos deben haber recibido mantenimiento (al menos una vez al año) para garantizar el perfecto funcionamiento al momento de la activación, los extintores deben ser ubicados en las áreas según el tipo de material inflamable o de riesgo que pueda estar en el lugar, debido que el agente químico debe ser acorde con el material.


Formas de participación escolar
Figura 3: Formas de participación escolar

Según la Unicef (2012), todo centro educativo debe contar con Protocolos Escolares de Emergencia como punto fundamental dentro de la seguridad en las escuelas, donde se pueda hacer una rápida planificación y simulacros para la búsqueda de equipos contra incendios y una rápida evacuación de las instalaciones a una zona segura. Sin embargo, es necesario que los recursos sean adecuados considerando las condiciones del entorno. Debido que, es conocido por todos que las escuelas, muchas de ellas, están desprovistas de los recursos mínimos para generar un Plan escolar de gestión de riesgo que cumpla con todo lo que se necesita, sin embargo, es posible tomar en cuenta lo que esta disponible y trabajar con base en esos recursos. Por tanto, los padres de familia, personal de la escuela y otras organizaciones de la comunidad pueden ser partícipes, con la intención de dar la oportunidad a las escuelas más desprovistas que puedan autogestionar los diferentes extintores requeridos en las distintas áreas del centro educativo.

De acuerdo al Manual de señalización, evacuación y sistemas contra incendios en Instituciones Educativas (2015) las señaléticas también tienen un papel importante al momento de una emergencia, tanto para el uso de los equipos contra incendios como para el momento de la evacuación, pero todo ello tiene éxito en la medida que la población es educada en dichos elementos, debido que los recursos no significan nada sin el adecuado uso. De manera que, entre otras medidas, se considera de vital importancia el reconocimiento de los recursos de la escuela preferiblemente mediante un mapa en un lugar visible para los docentes, personal general y estudiantes. En el mismo, se requiere la plena identificación de extintores, el tipo de agente químico y la ubicación exacta, permiten el rápido acceso a dichos equipos.


Señales de tipos de extintores
Figura 4: Señales de tipos de extintores
Mapa de recursos de la Escuela
Figura 5: Mapa de recursos de la Escuela











En líneas generales, los centros educativos poseen diferentes áreas que requieren la presencia de un extintor portátil como defensa ante un incendio, el extintor de agua presurizada (H2O) es muy común, pues su uso en las escuelas puede ser casi en la totalidad, siempre y cuando se pueda recalcar la importancia de que el mismo no debe utilizarse en material electrónico ni en grasas, debido que sería un uso inadecuado del agente y ello puede repercutir en un fuego más intenso. Sin embargo, existen espacios predominantes, en general, que ameritan un tipo de extintor por el tipo de insumo circundante. A continuación, se presenta un ejemplo, de acuerdo a su vez con la Norma Técnica Peruana (NTP) 350.043-1 de año 2011, sobre el tipo de extintor portátil que puede ser utilizado, tales como:

Tabla 1 : Tipos de extintor portátil según el espacio en un centro educativo

Espacio Tipo de materiales Tipo de extintor portátil


​Biblioteca/Multiusos Papel, madera, plástico PQS, CO2

​Sala de informática Electrónico, plástico CO2

​Aulas de clases Papel, madera, plástico PQS

​Kiosko escolar Electrónico, plástico, grasas PQS, K

Oficinas administrativas Papel, madera, electrónico PQS, CO2

​Laboratorio de ciencias plástico, reactivos, gas butano PQS

​Sanitarios Papel, madera, eléctrico, plástico PQS

Almacén Papel, madera, electrónico, plástico PQS, CO2

Todas las instituciones educativas, de cualquier tamaño y ubicadas en cualquier lugar deben tener y mantener un sistema eficiente en la prevención de emergencias contra incendios, siendo de vital importancia para el resguardo de las vidas de las personas en el lugar. Adicionalmente, es recomendable las jornadas de capacitación en docentes y personal administrativo en el uso de extintores portátiles en caso de incendios, lo cual, a su vez funciona con un adecuado plan de emergencias o protocolo de seguridad, entre otras medidas.


Esperamos que este artículo te sirva para evitar accidentes y complicaciones en el manejo de extintores.


Te invitamos a ponerte en contacto con nosotros si deseas realizar consultas o demostraciones de los diferentes productos que tenemos.


Hasta un próximo post.




REFERENCIAS

Díaz Vicario, A. (2015) La gestión de la seguridad integral en los centros educativos: facilitadores y obstaculizadores. [tesis doctoral, Universitat Autónoma de Barcelona] https://www.tdx.cat/bitstream/handle/10803/308315/adv1de1.pdf?sequence=1

Figueroa Martínez, F. (2009) Elaboración de un Plan de Emergencia y Evacuación ante un Riesgo de Incendio; caso de análisis: Residencia Estudiantil Elena y David de la Universidad Austral de Chile. [tesis de pregrado, Universidad Austral de Chile] http://cybertesis.uach.cl/tesis/uach/2009/bmfcif475e/doc/bmfcif475e.pdf

Fundación MAPFRE (2012) La seguridad integral en los centros de enseñanza obligatoria de España. Universitat Autónoma de Barcelona. https://app.mapfre.com/ccm/content/documentos/fundacion/prev-ma/cursos/seguridad-centros-ensenanza-obligatoria.pdf

Molano Pinzón, J. y Rodríguez Leguizamón, L. (2017) Diseño del sistema contra incendios de extinción y detección para la Facultad Tecnológica de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, conforme a la norma NFPA y la NSR-10. [tesis de pregrado, Universidad Distrital Francisco José de Caldas] https://repository.udistrital.edu.co/bitstream/handle/11349/6037/MolanoJeisonRodriguezLuis2017.pdf?sequence=1&isAllowed=y

UNICEF (2012) Protocolos escolares de emergencia. La comunidad escolar en movimiento: Preparación y respuesta educativa. https://reliefweb.int/sites/reliefweb.int/files/resources/Protocolos%20escolares%20de%20emergencia.pdf

Manual de señalización, evacuación y sistemas contra incendios en Instituciones Educativas (2015) Programa Presupuestal 0068 Reducción de la Vulnerabilidad y Atención de Emergencias por Desastres (PREVAED). http://www.ugelucanas.gob.pe/descargas/comunicados/MANUAL%20DE%20SE%C3%91ALIZACI%C3%93N.pdf




643 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo